Te traemos las soluciones ideales para una de las molestias más frecuentes de la vida. Sin importar qué edad tengas, tenemos todos los trucos que necesitas para saber cómo quitar el hipo.

El hipo es un espasmo repentino e involuntario del músculo diafragma. Cuando este músculo se contrae, las cuerdas vocales se cierran de golpe, provocando el sonido del hipo.

Todos hemos sufrido de hipo alguna vez en nuestras vidas, y si bien es cierto que usualmente la reacción se aleja en cuestión de minutos, puede ser molesta e interferir con el habla.

Muchas personas han creado listas infinitas de trucos para deshacerse de los ataques de hipo, pero nos planteamos una pregunta: ¿Cuáles de estos remedios realmente funciona? Estamos aquí para ayudarte a averiguarlo.

Las causas más comunes del hipo incluyen comer muy rápidamente, beber en exceso o consumir ciertos medicamentos.

Como quitar el hipo, métodos que funcionan!

Un ataque de hipo también puede ser inducido por enfermedades que irritan los nervios que controlan al diafragma, las más comunes siendo afecciones de tipo hepáticas y respiratorias.

Bien es cierto que la mayoría de los casos del hipo pueden ser curados o resueltos con facilidad y rara vez son una emergencia médica.

Aún así vale la pena resaltar que, si tu hipo dura más de 3 horas o interfiere con tus hábitos alimenticios y de sueño, es necesario acudir a un médico.

¿Cómo quitar el hipo?

Para saber cómo quitar el hipo rápido hay que usar la lógica. Ya que el hipo se produce por un músculo que está contraído, lo que hay que hacer es estirar a nuestro diafragma.

A fin de lograrlo, debes respirar profundamente y contener el aire por 10 segundos. Sin soltar ese aliento, respira una vez más y vuelve a contar hasta 10.

Luego de esto, repite la acción una vez más. No exhales aún, sólo toma otro respiro hondo y cuenta hasta 10.

En este momento, tu estómago y tus pulmones deberían sentirse bastante llenos de aire. Exhala lentamente (no lo hagas de manera rústica y repentina) y regresa a respirar con normalidad.

Al tomar todos esos respiros profundos, sentirás como tu tórax y tu abdomen le abren espacio al diafragma para estirarse, haciendo que el hipo desaparezca. Este es el método más directo para tener éxito en el proceso de como quitar el hipo.

Usualmente solo una sesión respiratoria alcanza para detener al hipo, pero puedes repetir los pasos indicados si no los completaste la primera vez o si tu hipo vuelve a aparecer.

Este es solo uno de los numerosos métodos que te traemos para lograr calmar el ataque, así que no te preocupes si no funciona.

Te presentamos muchas más opciones de cómo quitar el hipo, mediante remedios caseros y otras técnicas que han comprobado ser sumamente efectivas.

Claro que, entre los factores que juegan un importante rol en el proceso de curación destaca la edad de la persona, así que te traemos un conjunto de soluciones para el hipo basados en los grupos etarios.

¿Cómo quitar el hipo a un bebé?

Ya que no puedes decirle a un pequeño que aguante la respiración, tendemos a entrar en pánico por no saber cómo quitar el hipo a los bebés.

Como quitar el hipo a un bebe

Pero no hay nada de que asustarse, pues te enseñaremos paso a paso lo que necesitas hacer para que tu niño deje de sentir la molestia.

Los hipos han sido motivo de interés para el campo de la Pediatría, pues, aunque se puede deducir la causa del hipo en ciertos bebés, no hay información certera de por qué se producen en infantes.

Hay veces pueden aparecer repentinamente, causando el terror de los padres. Sin importar la causa, sabemos que el hipo es la consecuencia de un diafragma irritado, quizás por llorar de manera prolongada, o por comer o beber muy rápido.

Puede resultar bastante fastidioso, y aunque es normal preocuparse por tu bebé, generalmente no hay peligro en el hipo.

La pediatra canadiense Janice Heard asegura que “casi siempre son completamente benignos”, y suelen durar solo algunos minutos.

Aún así, si sientes que los hipos de tu bebé han continuado por un periodo de tiempo prolongado (horas, por ejemplo), o que parecen ocurrir con mucha más frecuencia de lo normal, siempre tienes la opción de preguntarle a tu médico.

Por ejemplo, si tu bebé tiene hipo, y escupe y tose con regularidad mientras lo alimentas, pueden ser síntomas de la enfermedad del reflujo gastroesofágico.

La mayoría de los bebés superan esta condición ya que el esfínter esofágico se fortalece durante el desarrollo, de forma tal que se mantiene cerrado y no deja que sustancias ácidas suban por el tubo digestivo.

Esto no quiere decir que debes quedarte en calma ante todos los síntomas mencionados, pues algunos bebés podrán depender de la atención médica.

Si buscas como quitar el hipo a un bebé, los pediatras recomiendan dar palmadas en la espalda del pequeño para permitir que eructe de manera más frecuente luego de su alimentación.

En caso de que estés alimentándolo con biberón, será útil tomar pequeños descansos y no darle toda la botella de una sola vez. Esto puede ser un poco más difícil si estás amamantando, pero debes hacerlo para evitar el hipo.

En caso de que sea muy tarde y los hipos ya han comenzado, una buena distracción es la mejor solución. Los especialistas recomiendan hacerlos reír o hacer alguna morisqueta para que olviden lo que sucede con el hipo.

Tan pronto como dejan de notar los hipos, tienden detenerse tan repentinamente como iniciaron.

¿Cómo quitar el hipo a un recién nacido?

Al igual que lo que ocurre con los bebés, lo primero que se debe tomar en cuenta para quitarle el hipo a un recién nacido es tomar descansos durante su alimentación para hacer que eructe.

Esto se ve justificado ya que el exceso de gas en los recién nacidos suele ser la raíz del problema del hipo.

La Academia Americana de Pediatría sugiere estimular a los eructos cada 2 o 3 onzas de biberón. En caso de que estés amamantando, debes hacerlo cada vez que cambian de pecho.

Es importante frotar o acariciar suavemente la espalda de tu bebé cuando tiene hipo. No des palmadas o golpes bruscos en esta área porque podrías ocasionar consecuencias mayores.

Los hipos de niños no siempre están relacionados con la alimentación. Puedes probar metiéndole un chupón a la boca. Esto ayudará a relajar el diafragma y podrá detener el hipo.

Aunque es importante tener en cuenta estas técnicas, usualmente los hipos de tu bebé se deben detener por su propia cuenta. Mientras no molesten al pequeño, solo déjalos seguir su curso hasta que paren.

Si ninguno de estos métodos funciona y el hipo de tu bebé continúa, hazle saber a su pediatra. Como se mencionó anteriormente, a pesar de que es raro, existe la posibilidad que sea una señal de un problema médico más serio.

¿Cómo quitar el hipo en 12 segundos?

A pesar de que la técnica explicada al comienzo del artículo de las 3 respiraciones en 10 segundos es la más recomendada, existen otros métodos de como quitar el hipo de manera veloz y efectiva.

Como quitar el hipo en 12 segundos
  • Respira en una bolsa de papel: Posiciona una bolsa de papel sobre tu nariz y tu boca, y comienza a respirar hacia adentro y afuera de manera lenta. Repite la acción cuantas veces sea necesario.
  • Abraza tus rodillas: Siéntate en un lugar cómodo. Lleva tus rodillas a tu pecho y mantenlas ahí durante 10 segundos. La presión aplicada a tu diafragma logrará parar el hipo.
  • Comprime tu pecho: Inclínate o agáchate para comprimir tu pecho. Al igual que la técnica anterior, esto agrega presión a tu músculo diafragmático y detiene el estímulo.
  • Usa la maniobra de Valsalva: para llevar a cabo esta maniobra, intenta expulsar aire mientras tapas tu nariz y mantienes tu boca cerrada.

Los puntos de presión son áreas de tu cuerpo con sensibilidad nerviosa particular ante la presión.

Aplicar presión con tu mano en estas zonas ayudará a relajar tu diafragma o a estimular a tu nervio vago o frénico, que participan en el impulso del hipo. De esta manera, detendrás tu ataque de hipo rápidamente y sin inconvenientes.

A continuación te mencionamos ciertos métodos que puedes aplicar en el proceso de como quitar el hipo empleando los puntos de presión.

  • Tira de tu lengua: Halar tu lengua estimula a los nervios y a los músculos de tu garganta. Sostén la punta de tu lengua y hálala hacia delante de forma gentil una o dos veces.
  • Presiona sobre tu diafragma: Tu músculo diafragmático separa a tu abdomen de tus pulmones. Usa tu mano para aplicar presión en el área justo por debajo del extremo inferior de tu esternón.
  • Aprieta tu nariz mientras tomas agua: Obstruir el paso del aire mientras bebes agua ayudará a distender al diafragma y todo rastro de hipo desaparecerá.
  • Comprime tu palma: Usa tu pulgar para aplicar presión en la palma de tu otra mano.
  • Masajea tu arteria carotidea: Tienes una arteria carotidea de cada lado de tu cuello. Es lo que sientes cuando mides tu pulso al tocar tu cuello.

Recuéstate, gira tu cabeza hacia la izquierda y masajea la arteria del lado derecho en un movimiento circular por 5-10 segundos. Ya que esta arteria va acompañada del nervio vago, puede calmar el estímulo del hipo.

¿Cómo quitar el hipo a un adulto?

Los métodos para quitar el hipo en adultos son mucho más variados que en niños. Consumir ciertas sustancias y cambiar la forma en la que bebes podría ayudar a estimular a tus nervios vago y frénico.

Se ha demostrado que beber tanto agua helada como agua tibia funciona para calmar los ataques de hipo. En ambos casos, debes ingerir un vaso de agua lentamente sin detenerte para respirar.

Chupar un cubo de hielo por unos minutos y hacer gárgaras con agua fría también puede ayudar a disminuir el efecto del hipo

Comer una cuchara llena de miel o de mantequilla de maní es otro viejo truco muy usado en el proceso de como quitar el hipo. Deja que se disuelvan en tu boca un poco antes de tragar.

Otra opción más que tienes es colocar una pizca de azúcar granulada en tu lengua y dejarla ahí por unos 5-10 segundos antes de ingerir.

Succionar de un limón con una pizca de sal también puede ser de ayuda para quitar el hipo, así como verter una gota de vinagre en tu lengua.

Ambas sensaciones pueden resultar un poco desagradable, pero todo sea por eliminar la tediosa sensación del hipo.

Entre otras soluciones, intenta dar golpecitos o sobar la parte de atrás de tu cuello. Esto podría estimular al nervio frénico.

Por otro lado, para producir un estímulo en el nervio vago, puedes tocar tu paladar con una torunda, pero ten mucho cuidado en no tragártela. Hacer esto te permitirá toser, lo cual inducirá a la neurotransmisión en el vago.

Al igual que lo que sucedía con los bebés, distraerte con alguna actividad puede ser una gran solución ante los hipos.

Entretente con un videojuego, llena un crucigrama o haz unos cálculos en tu cabeza. Lo que sea que aleje tu atención del hipo.

Ya se mencionó anteriormente, pero lo repetimos por su gran importancia: si tienes hipos de forma constante que duran días, no dudes en acudir con un profesional médico que pueda evaluar tu estado de salud.

¿Cómo quitar el hipo a un anciano?

A pesar de que la respuesta de como quitar el hipo a un anciano es la misma que la de un adulto, el problema con las personas de avanzada edad es que padecen de diversos problemas de la salud.

Como quitar el hipo a un anciano rapidamente

Esto significa que algunas soluciones para cesar el hipo como los ejercicios de respiración pueden ser dificultosos de llevar a cabo para los adultos mayores.

Además, hay que tener en cuenta que, si bien es cierto la causa normalmente no es grave, el hipo puede ser síntoma de ciertas afecciones neurológicas como Evento Cerebro Vascular (ECV) y Esclerosis Múltiple.

No es cuestión de entrar en pánico, pero no está de más buscar la opinión de un médico.

Cabe destacar que hay otras enfermedades irritan los nervios que inervan al diafragma, causando una contracción repentina, lo cual produce hipo. Entre ellas destacan la neumonía y la pleuresía.

Si padeces de alguna estas condiciones mencionadas, puedes intentar las técnicas establecidas de como quitar el hipo en el adulto. Sin embargo, es probable que el inconveniente continúe hasta tratar el agente causal.

¿Cómo quitar el hipo de alcohol?

Pese a que la manera en la que el hipo se produce aún es territorio desconocido en la medicina, se sabe que beber alcohol es una de las causas de este efecto.

Hay muchos remedios caseros que pueden detener un ataque de hipo de manera rápida y sencilla. Es importante recalcar que debes dejar de consumir alcohol si intentas deshacerte de tu hipo.

Ingerir mucho alcohol, en especial cuando estás teniendo un ataque de hipo, puede ocasionar consecuencias fatales. Dejar de beber por el resto de la noche te permitirá alejar los efectos negativos del alcohol, incluyendo el hipo.

En el futuro, puedes prevenir la aparición del hipo evitando el consumo de alcohol o cualquier bebida con gas en exceso.

El primer método a intentar en el proceso de como quitar el hipo de alcohol es, como se explicó previamente, contener la respiración.

Cambiar tu posición corporal hasta quedarte sentado con las rodillas hacia el pecho o inclinarte mientras comprimes tu diafragma también será de ayuda.

Ojo, ten mucho cuidado mientras realizas estos movimientos. Recuerda que tu coordinación y sentido del equilibrio pueden estar afectadas por estar bebiendo.

Beber un vaso de agua de forma rápida, sin detenerse, hará que tus músculos abdominales se pongan a trabajar y se distraigan del estímulo del hipo. Asegúrate de solo beber agua y no alcohol, que puede ocasionarte más hipo.

Intentar toser de manera forzada también requiere de mucha fuerza de los músculos abdominales, lo que puede llegar a interrumpir el reflejo del hipo. Incluso si realmente no debes toser, oblígate a hacerlo.

No podemos terminar este artículo sin mencionar una de las técnicas más comúnmente usadas en el proceso de como quitar el hipo.

Su efectividad no es lo único que la hace tan popular, sino que resalta por ser un método muy divertido para detener el ataque de hipo: ser asustado.

Llevar un susto no solo distraerá tu mente por completo del hipo, sino que también distenderá a tu diafragma y evitará que el hipo continúe.

Pídele un amigo que se esconda en una esquina y te asuste cuando menos lo esperes y listo, el problema quedará solucionado.

Ahora que sabes como quitar el hipo a recién nacidos, bebés, adultos y ancianos, no importa cuál sea la causa, anímate a intentar cualquiera de las técnicas que te mencionamos en la lista.

En caso de que ninguna funcione, debes acudir al médico de inmediato para ser diagnosticado de forma apropiada por un profesional del área.

Aunque es cierto que en la mayoría de los casos no hay nada de qué preocuparse, no lo dejes pasar pensando que es tan solo un problema insignificante, porque puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.