El hipo, es una afección común y en teoría “no peligrosa” que es posible que afecte al menos una vez a todos los seres humanos e incluso animales. Sin embargo, aunque es el mismo es parte de la vida cotidiana, suele ser muy molesto y a veces tarda mucho en desaparecer.

Asimismo, se desconoce las causas exactas por las que el hipo se puede generar. Sin embargo, a continuación te comentaremos todo acerca del hipo y sobre todas las cosas cuales son las principales causas para que lo puedas evitar en la medida posible.

¿Qué es el hipo?

¿Que causa el hipo?

A pesar de ser tan común, muchas personas desconocen a ciencia cierta cómo se genera realmente está molesta afección dentro del organismo. Es importante resaltar que tenemos una serie de músculos respiratorios, entre esos se encuentra el diafragma.

Este músculo está ubicado justo debajo de las costillas protegiendo los organismos vitales como los pulmones y el corazón, el mismo, se encuentra en constante expansión y relajación.

De igual forma este músculo puede sufrir una serie de espasmos de forma involuntaria que es lo que denominamos comúnmente como “hipo” suele ocurrir más que todo a niños pequeños y adultos mayores según las estadísticas.

Causas más relevantes del hipo

Como lo hemos mencionado anteriormente no hay causas exactas del hipo. Sin embargo, hay factores asociados al padecimiento de estas contracciones involuntarias y te las describiremos a continuación.

Consumir bebidas y comida en mucha cantidad

La ingesta de comida y bebida de forma veloz y en abundancia puede ocasionar que entre el aire y se llene de gas el estómago. Entendiendo esto, se sabe entonces que puede producir las contracciones repetidas del diafragma y generar incomodidades.

Además, el consumir bebidas gaseosas aumenta el riesgo de padecer de hipo seguidamente. Esto porque al producir los gases se necesita de contracción de este músculo por lo que puede ocasionar los espasmos.

Estrés o ansiedad

El estrés es un estado de alerta del ser humano, es útil para mantenerte ocupado y realizar las tareas cotidianas.

Sin embargo, se sabe que el mismo, en cantidades elevadas puede ocasionar tensión muscular que a su vez es común que se acumule en las zonas de la espalda y cuello.

Pero esta tensión molesta no solo se puede fijar en las zonas anteriormente descritas, sino que puede ser en cualquier parte del organismo acompañada de distintos males. Por lo tanto, el musculo del diafragma puede sufrir y ocasionar lo que es el hipo.

Consumo de drogas

Otra de las causas del hipo prolongado es el uso de drogas que afectan principalmente el sistema nervioso. Es importante destacar que los músculos se contraen mediante impulsos eléctricos que pueden ser alterados bajo una sustancia estupefaciente y producir el hipo.

Lesión nerviosa

Como lo hemos descrito antes el hipo puede estar estrechamente vinculado a problemas con el sistema nervioso central, que puede influir directamente sobre el sistema muscular y hacer que el cuerpo sufra espasmos generalizados que pueden llegar hasta el diafragma y generar está molesta situación.